El culo del melón

Durante generaciones de senarcanalises de Belver de Cinca, para detectar si un melón estaba en su punto óptimo de consumo, el hortelano familiar tocaba el culo de los ejemplares candidatos a servir de postre familiar -porque lo del melón con jamón es un invento reciente…-.

Muchos han pensado que esta técnica servía también para el supermercado, pero no es así. Podría servir si no fuera porque, cuando tocas el culo de un melón en el Mercadona, antes lo han tocado como un centenar de viejas. Se trata de un tipo especial de anciana que, desconocedora de los guantes de plástico que el comercio recomienda usar para evitar contaminaciones, se dedica a apretar por sus polos melón por melón, hasta que les deja a todos el culo blando y se va sin comprar ninguno “porque esto ni son melones ni son nada”.

Así que desengáñense, tocar el culo del melón ya no es lo que era.

Anuncios

1 Response to “El culo del melón”



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitter furtivo

Categorías

Archivos con gafas

Creative Commons License
Ojos de Miope by Óscar Senar Canalís is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at oscarsenarcanalis.wordpress.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://oscarsenarcanalis.wordpress.com/.

A %d blogueros les gusta esto: