La noche en la que Raphael sacó su pajarico a pasear

Hace unos meses, cosas de la vida, acabé en uno de los palcos del Teatro Olimpia de Huesca. El motivo era que tenía una invitación para ver en concierto LIVE a Raphael. Fue una experiencia religiosa, en la que una parroquia de señoras de mediana edad lo dio todo por su ídolo. Uno de los momentos de mayor fervor llegó cuando el ARTISTA cantó ‘Mi gran noche’, tema original de Salvatore Adamo. Aquello se hundía. Pero claro, si uno atiende bien a la letra, se ve claramente que es una canción de alto contenido sexual capaz de despertar los instintos más bajos.

Veamos la letra:

Hoy para mi es un día especial
Hoy saldré por la noche
Podré vivir lo que el mundo nos da
Cuando el sol ya se esconde

Raphael se ha puesto sus mejores galas y sus calzoncillos más limpios para salir a mover el tupé en plena noche. Puede incluso que espere pillar cacho y dar por fin uso a ese condón que lleva meses sufriendo en su cartera. ¿Qué nos da el mundo cuando el sol ya se esconde? Sigamos.

Podré cantar una dulce canción
A la luz de la luna
Y acariciar y besar a mi amor
Como no lo hice nunca

Cantar. Eso es lo que Raphael, con extraños gestos y mirada de loco, lleva haciendo más de 50 años. Parece ser que esa noche también le venía de gusto, y aún así, su amor se le acerca. A ese amor le va a acariciar y besar como no lo hizo nunca. Algo que no se ha hecho nunca relacionado con el amor puede ser el Fist-fucking. Dada la escasa tradición de la canción española a cantar a esta práctica sadomasoquista, nos inclinamos más a pensar que se refiere a su primera relación sexual. El coito, vamos.

Que pasará, que misterio habrá
Puede ser mi gran noche
Y al despertar ya mi vida sabrá
Algo que no conoce

¿Qué misterio habrá? Raphael, con esta interrogación, indica que desconoce lo que se esconde bajo las bragas de su amor. El, por lo que ha podido apreciar hasta entonces, supone que es algún animal de compañía o un gremlim en su defecto. Efectivamente, y aunque nos adelantamos a los acontecimientos, Raphael cuando despierte sabrá algo nuevo: si dejas que el preservativo se caduque en tu cartera, puede que cuando lo uses se desintegre. Raphael conocerá lo que es ir al día siguiente a un centro de salud a por la píldora.

ilailarararara

El estribillo. Deja bastante claro que opinión le causó a Raphael descubrir aquello que hasta entonces no conocía.

Caminaré abrazado a mi amor
Por las calles sin rumbo
Descubriré que el amor es mejor
Cuando todo esta oscuro

Raphael camina con su amor. Primero dice que van sin rumbo, pero después se le ve el plumero: amparado por la oscuridad de la noche, lo que busca de un lugar donde consumar.

Y sin hablar nuestros pasos irán
A buscar otra puerta
Que se abrirá como mi corazón
Cuando ella se acerca

Sin hablar. Hombre, Raphael, ya que te la quieres zumbar, por lo menos dale conversación. Pero no, el prefiere callar, y va después y se lo casca a todo el mundo con una canción. Van en busca de otra puerta. Parece que primero han ido a la casa de ella, pero su padre, Guardia Civil, estaba allí en ese momento. Así que deciden ir a un motel del amor cuyas puertas se abren mejor.

Que pasará, que misterio habrá
Puede ser mi gran noche
Y al despertar ya mi vida sabrá
Algo que no conoce

Raphael se repite. Ya no tiene sangre para pensar. Porque lo que está a punto de pasar es:

ilailarararara

Raphael, tras esto, es un hombre más feliz. Sigue cantando en futuro, pero ya se ve que ve la vida de otro color. Parece ser que, llevado por la euforía, también se ha dado al consumo de drogas y tras sacar el pajarico a pasear, ve un mundo feliz e incluso en su cabeza suenan violines.

Será, será esta noche ideal
Que ella nunca se olvida
Podré reír y soñar y bailar
Disfrutando la vida
Olvidaré la tristeza y el mal
Y las penas del mundo
Y escucharé los violines cantar
En la noche sin rumbo

Que pasará, que misterio habrá
Puede ser mi gran noche
Y al despertar ya mi vida sabrá
Algo que no conoce
Que pasará, que misterio habrá
Puede ser mi gran noche
Que pasará, que misterio habrá
Puede ser mi gran noche

Años después de cantar por primera vez este tema, Miguel Bosé, que en el fondo sigue siendo Don Diablo, decidió bajar de las nubes a Raphael y lo puso a cantar con Alaska. Y ese día, en el olimpo de los dioses, Eros decidió pegarse un tiro.

Anuncios

4 Responses to “La noche en la que Raphael sacó su pajarico a pasear”


  1. 1 Isabel agosto 26, 2010 en 9:30 pm

    la original sigue gustándome mucho más, aunque Raphael sea un grande ¿porqué la cambiaría?

  2. 2 Bernal agosto 27, 2010 en 8:08 am

    ¡Jajaja! ¡Qué gran post, Óscar!

    Los aplausos del público a tono con la canción: en playback.

  3. 3 oscarsenar agosto 27, 2010 en 8:48 am

    ¿Alaska en playback? ¡Jamás se vio!

  4. 4 mari agosto 27, 2010 en 1:09 pm

    Descubriré que el amor es mejor
    Cuando todo esta oscuro

    y este parrafo significa para mi que mejor estar todo a oscuras para no ver semejante macho!! jajaja muy bueno el post!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitter furtivo

Categorías

Archivos con gafas

Creative Commons License
Ojos de Miope by Óscar Senar Canalís is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at oscarsenarcanalis.wordpress.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://oscarsenarcanalis.wordpress.com/.

A %d blogueros les gusta esto: