Lérida-Zaragoza: 150 años


El 16 de septiembre de 1861 arrancó la locomotora del tren inaugural de la línea Barcelona-Zaragoza, vía Lérida. A las 18.00 de aquel día, el tren hacía entrada en la estación de Zaragoza (¿el Arrabal?), quedando así abierta la primera vía construida en Aragón, que comprende 183,674 km. de longitud entre la capital aragonesa y ciudad del Segre. Por esos raíles han pasado desde entonces, a buen seguro, delincuentes y santos; estudiantes libres y quintos al servicio de la patria; trenes Estrella y trenes estrellados; estilosos Talgos y feos regionales; mercancías peligrosas y trigo para las harineras…

Siglo y medio da para mucho. Para progresar y que haya trenes con nombre de pájaro que vayan a 300 km/h, y para que cada vez circulen menos trenes por la media distancia que cubre el tramo Zaragoza-Lérida. En los últimos años, cuando la opulencia hacía creer que hasta el último pueblo tendría Alta Velocidad, la empresa ferroviaría, con la ayuda de los gobernantes de turno, retiró los Talgos -estilosos pero viejos, ahora un par de ellos duermen el sueño de los justos en la estación de Sariñena- y los trenes Estrella que, pasando por Monzón, te permitían llegar desde Barcelona a La Coruña en sus buenas 14 o 15 horas. “¿Para qué querrá ir alguien de Monzón directo a Barcelona o La Coruña?”, debían de pensar, y en aras de la rentabilidad y la velocidad para unos pocos, en la actualidad solo circulan por la vía mercancías y trenes regionales a horarios cada vez más imposibles… “Vaya, qué poca gente coge el tren, qué de pérdidas da, habrá que eliminarlo…”, deben de pensar ahora desde algún ministerio.

En Monzón y Binéfar siempre se ha luchado por el mantenimiento de una línea comercial de la que son epicentro. La estación de Binéfar, como otras a lo largo del tramo -incluida la de una población más o menos grande como Sariñena-, fue cerrada y sus puertas y ventanas enladrilladas. Ya solo esperan ser usadas como escenario de una película de zombis o de yonkis. Monzón resiste, la pregunta es ¿hasta cuándo?. La espada de Damoclés siempre ha estado sobre esta línea, y la crisis puede ser excusa para ir rompiendo el fino hilo que la sujeta. Suerte que llega hasta Lérida, porque si la línea acabara en Binéfar, hace días que por allí solo circularían capitanas…

Según contó La Vanguardia (LVG19610917-006) al día siguiente del 16 de septiembre de 1961, Renfe ofreció todo tipo de facilidades al Ayuntamiento de Zaragoza para que el mismo ferrocarril que hizo el recorrido inaugural llegará a la estación del Arrabal en conmemoracion del primer centenario. A su llegada, los zaragozanos recibieron el tren con entusiasmo…

¿Se habrá acordado alguien de la efeméride para este 2011? Permítanme dudarlo y publicar esta entrada a falta de unas semanas para el 150 aniversario de la línea, esperando que no caiga en saco roto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitter furtivo

Categorías

Archivos con gafas

Creative Commons License
Ojos de Miope by Óscar Senar Canalís is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at oscarsenarcanalis.wordpress.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://oscarsenarcanalis.wordpress.com/.

A %d blogueros les gusta esto: