¿Quién paga?

¿Quién pagará la fiesta del periodismo de calidad? Vino a decir  Javier del Pino en uno de los actos de celebración del XV aniversario del Congreso de Periodismo Digital de Huesca que la cosa está jodida. Pero no por el lado que todos creemos. Bueno sí, por ese también. Los grandes grupos mediáticos han descubierto que, con menos trabajadores y presupuestos, igualmente se pueden rellenar páginas u horas de emisión. El cómo es harina de otro costal. Importa el cuánto. Resultado: redacciones en proceso de desintegración, que funcionan a salto de mata. Estos ojos han visto como se hacía el noticiero de una importante emisora de radio picando de aquí y de allá de diversos medios digitales. Se sazona con un poquito de información de agencias, y tan contentos.

¿Eso es periodismo? Es servir información. Tampoco hay margen para mucho más. Sinceramente, prefiero trabajar subiendo teletipos a una web o como responsable de prensa de una empresa que jugándome la vida en Siria por 50 euros la crónica. Hacer buen periodismo es caro, porque requiere tiempo, esfuerzo y sacrificio. Es ir a un lugar y trabajar sobre el terreno lo que haga falta hasta obtener todas las caras de una realidad. Es tener la preparación necesaria para leerse el BOE de arriba a abajo y descubrir las hijoputadas que nos cuelan por ahí. Es algo tan simple como leerse un libro antes de entrevistar al autor. Cosas que hoy pocos tienen tiempo y sueldos que lo permitan.

Todo esto ya lo sabemos. Las oscuras golondrinas de los grandes patrones dispuestos a financiar este periodismo no volverán. Pero, volviendo a lo que dijo Javier del Pino, el problema está también en el tejado de los ciudadanos. “¡Eh, vamos a hacer una revista con contenidos de calidad, con reportajes en profundidad que ha llevado meses escribir, rollo The New Yorker! ¡Venga, ciudadanos quejosos, dadnos algo de vuestro dinero para financiar este increíble proyecto!”. Al otro lado se escucha la Filarmónica de Grillos de Chalamera de Cinca. En España, pocos, poquísimos ciudadanos, demandan este tipo de producto periodístico. De estos interesados, solo una ínfima parte dispondrá de algún dinero en el bolsillo para suscribirse y sostener este modelo. A más a más, casi todos serán seguramente periodistas, apoyándose los unos a los otros. El periodismo morirá por desidia ciudadana.

Si esta entrada hubiera acabado en el anterior párrafo, los que son o solíamos ser periodistas nos quedaríamos con la conciencia bien tranquila. “¡Eh, no es culpa nuestra!¡Fueron los otros quienes mataron el periodismo!”. Quizás sea así. Son los otros los que lo  liquidan, pero muchos periodistas miran para otro lado o, sin saberlo, echan más paladas de tierra sobre el féretro. Esta es la sensación que queda cuando uno lee alguno de los nuevos medios que han surgido de la descomposición de los grandes -todos, igual que de los que proceden, “independientes” y “libres”- y descubre los mismos vicios y costumbres que proclaman venir a desterrar. No es tanto una cuestión de voluntad, sino de posibles. Al final, estos medios emergentes sufren el síndrome de la pescadilla que se muerde la cola: queremos hacerlo bien, no tenemos dinero, lo hacemos regular, perdemos el apoyo del poco público que teníamos, cerramos.

El periodismo es caro. Y aquí, por una cosa u otra, no paga nadie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Twitter furtivo

Categorías

Archivos con gafas

Creative Commons License
Ojos de Miope by Óscar Senar Canalís is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at oscarsenarcanalis.wordpress.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://oscarsenarcanalis.wordpress.com/.

A %d blogueros les gusta esto: